Seis años construyendo sueños en Esmeralda - La Colmena

Seis años construyendo sueños en Esmeralda

La mejora continua del club es una de las obras que más alegra a los residentes pues ese es su lugar favorito. Los residentes de Esmeralda han podido transformar su urbanización en un centro de entretenimiento.

Hoy, luego de seis años, Esmeralda está mucho mejor.

Hace seis años, los residentes de Esmeralda en La Joya, firmaron el acta que los hacía integrantes de la Asociación de Propietarios de su urbanización. Desde entonces, más de quinientas familias han trabajado juntas para velar por el bienestar de toda Esmeralda. Gracias a su gestión, la urbanización luce como nueva. Los jardines se mantienen en buen estado, las calles permanecen limpias, y los parques infantiles están cuidados. La administración no solo ha trabajado para mantener los bienes de la urbanización, sino que han construido nuevos espacios para el ocio comunitario. Hoy, luego de seis años, Esmeralda está mucho mejor.

Oscar Mera, el administrador nombrado por la directiva de Esmeralda desde hace seis años, cuenta que la junta siempre se ha mostrado proactiva en cuanto a las mejoras de la urbanización. Para ello en el presupuesto anual, destinan un porcentaje de las alícuotas exclusivamente para obras. Han hecho de todo, desde obras pequeñas como señales de tránsito, hasta construir un gimnasio entero.

La administración no solo ha trabajado para mantener los bienes de la urbanización, sino que han construido nuevos espacios para el ocio comunitario.

Jhon Astudillo, vicepresidente de Esmeralda y presidente actual Andrés León, recuerda que entre lo primero que se implementó fue un rompevelocidades en 2011, pues para los residentes, la seguridad es uno de los aspectos más importantes —como en todas las Ciudades para Vivir— para lograr el bienestar de la comunidad y por ello decidieron comenzar con las calles. Los rompevelocidades fueron hechos con el propósito de evitar que los vehículos excedan los límites de velocidad dentro de la urbanización, pues allí, como en el resto de urbanizaciones, es necesario respetar la Ley de Tránsito, para evitar posibles accidentes. El año siguiente invirtieron en cámaras de seguridad para vigilar todos los rincones de Esmeralda, y así responder de forma efectiva en caso de alguna eventualidad.

Un gran porcentaje de las alícuotas está destinado al mantenimiento y limpieza de las áreas sociales. Gracias a la colaboración oportuna de cada residente —de ahí la importancia del pago puntual— se puede tener al día cuentas de servicios básicos que les permite disfrutar de las comodidades que brinda el club social.

gym esmeralda

La mejora continua del club es una de las obras que más alegra a los residentes pues ese es su lugar favorito. Por eso en el 2013, la directiva pudo hacer la primera adecuación del club: compraron un televisor para ver los partidos de fútbol, una mesa de billar para disfrutar entre amigos, e instalaron parasoles en cada mesa.

Los residentes de Esmeralda han podido transformar su urbanización en un centro de entretenimiento. No tienen que pagar membresías para acceder a su club privado. El año pasado, hicieron una remodelación entera del club social. Aprovecharon un espacio en el que solo había césped para construir una pequeña área social donde colocaron la mesa de billar y el televisor. Al lado, construyeron un pequeño galpón que sirve como gimnasio: compraron diez máquinas, desde caminadoras hasta pesas, para el uso de todos los vecinos.

Los residentes de Esmeralda han podido transformar su urbanización en un centro de entretenimiento. No tienen que pagar membresías para acceder a su club privado.

Pero la obra más grande que los vecinos de Esmeralda han logrado gracias a la colaboración de cada uno está por estrenarse a finales de este año: el gran salón de eventos de Murano. Este será un sitio con todas las comunidades para festejar eventos privados. Tendrá piso de porcelanato, central de aire, baños privados, y un escenario para espectáculos. Allí podrán festejar desde cumpleaños hasta fiestas de fin de año. Oscar Mera, indica que es una inversión que les ha costado alrededor de $20.000 dólares. Una obra que ha sido posible gracias a cada una de las 523 familias que allí viven y pagan a tiempo sus alícuotas.

 


¿Me gustó esta noticia? 0

Comparte: